payday loans

CEMPRE Uruguay

1 Neumáticos

A pesar de que los neumáticos representan poco dentro de los residuos urbanos, ameritan un abordaje especial por sus características, tamaño e impacto ambiental.

Este tipo de residuos suelen ser tratados como residuos especiales, ya que requieren de un tratamiento particular y los municipios no suelen ocuparse.

El nuemático media de un auto o camioneta, pesa aproximadamente 9,5 kg y el correspondiente a manejo industrial o a camiones pesados, puede variar desde 16 a 100 quilogramos. El mayor porcentaje de neumáticos descartados corresponde a los provenientes de autos y camionetas livianas.

1.1 Características

Los neumáticos cuentan con gran diversidad de compuestos incluyendo agentes naturales y compuestos. Los constituyentes principales de los neumáticos son los polímeros, negro de carbono y ablandadores.

Por ejemplo, un nuemático de 9 kg está compuesto en un 60% de caucho, 20% de acero y 20% de fibra y otros productos.

1.2 Reciclaje de neumáticos

Existen diversidad de opciones para el reciclaje de neumáticos. Se presentan agrupados en dos modalidades principales de modo de ser más claros:

1.2.1 Posibles usos para neumáticos triturados

Productos de caucho reciclado: al reprocesar los neumáticos pueden obtenerse nuevos productos como alfombrillas, sandalias, juntas y otros productos que generalmente suelen fabricarse en base a materia virgen. Existen dos modalidades para el procesamiento: ambiental (a temperatura ambiente) y criogénica (a temperaturas extremadamente bajas).

Fraccionamiento de neumáticos: aquí se reutilizan directamente los recortes de caucho. A través de la obtención de tiras de caucho y su fundición a altas presiones se producen nuevos productos como felpudos, cintas transportadoras, etc.

Pirólisis: Mediante la aplicación de calor, se rompen los enlaces químicos. Es una combustión en ausencia de oxígeno. A través de este procedimiento se obtienen productos secundarios como: coque inferior, gas aceite y acero. El coque inferior puede utilizarse como combustible sólido o como carbón activado, el gas de aceite contiene un alto poder calorífico como para brindar los requerimientos necesarios de energía para el propio proceso de pirólisis y el acero recuperado tiene un pequeño mercado debido al grado de contaminación.

Gasificación: este proceso implica la inyección de cantidades controladas de oxígeno de modo de evitar la combustión. Mediante este proceso se obtiene un combustible gaseoso sintético llamado Syngas (Synthesis gas). Existe una planta en Suiza que utiliza este proceso.

Compostaje de fangos: los trozos de combustible de aproximadamente 5 cm de espesor puede utilizarse como material esponjante para el compostaje de fangos. Cumplirían un rol similar al de los chips de madera pero con la diferencia de que los neumáticos no se descomponen. No se trata de un práctica muy utilizada.

1.2.2 Posibles usos para neumáticos enteros

Ingeniería civil: los neumáticos enteros pueden utilizarse como estructuras de contención en parques o en zonas muy inclinadas o expuestas a lo largo de carreteras. Son menos caros que el material convencional utilizado para estas aplicación, hay gran abundancia y disponibilidad. Aún no se tiene muy claro si este uso genera algún tipo de impacto ambiental como la lixiviación. También pueden utilizarse como capas drenantes en los rellenos sanitarios.

Aplicaciones marinas: Pueden construirse arrecifes artificiales uniendo neumáticos usados, hundiéndolos y anclándolos en aguas costeras. En ciertos condiciones se crian diversidad de flora y fauna entorno a estos arrecifes artificiales. También es posible elaborar rompeolas colocándolos próximos a la costa de manera de contrarrestar el efecto de las mareas dando estabilidad en la zona de playas.

Barreras parachoques: montados sobre pilas en bordes de carreteras, puentes, etc. No se utilizan grandes cantidades de neumáticos en esta modalidad.

Usos agrícolas: son utilizados como material de anclaje de lonas y en caminos o carreteras, pero su uso es muy limitado. La ventaja que presenta esta modalidad es que se da solución a los neumáticos de mayor tamaño que son más difíciles de evacuar.

Recauchutaje: este sea probablemente el mejor uso que se le pueda dar a los neumáticos. Este proceso consiste en ampliar la vida útil de los neumáticos realizando un dibujo nuevo sobre la cubierta gastada del neumático. Primero se inspecciona el estado de las cubiertas y del neumático en si, reparándolo en caso de ser necesario, se pule el dibujo viejo para luego aplicar el nuevo dibujo. Es común el recauchutaje en neumáticos utilizados por camiones, pero en autos livianos no presenta demasiadas ventajas ya que en precio no hay gran diferencia con los vehículos nuevos.

Combustión: tanto enteros como triturados, los neumáticos puede utilizarse para combustión por su alto poder calorífico. Un uso bastante usual es en las cementeras o industrias papeleras. Puede procesarse unicamente neumáticos o junto con otros combustibles o residuos sólidos. Por el contenido de azufre, cinc, acero y oligoelementos, las instalaciones requieren de una tecnología adecuada para controlar las emisiones atmosféricas y tener la capacidad de procesar los residuos resultantes luego de la combustión.

1.3 ¿Sabías qué?

Aproximadamente 150 millones de neumáticos son descartados en Europa cada año, la mayor parte son enterrados o dispuestos en enormes montañas.

En España se generan cada año 250.000 toneladas de neumáticos usados. El 45% se deposita en vertederos controlados sin tratar, el 15% se deposita después de ser triturado y, el 40% no está controlado.

En Brasil la forma más habitual para los neumáticos fuera de uso es como combustible alternativo en hornos de cemento (84% del reciclaje total). El restante 16% se distribuye entre  suela de zapatos, ductos de pluviales, canchas de deportes, pisos industriales, piezas para la industria automovilística como alfombras de autos. Según datos de la Associação Nacional das Empresas de Reciclagem de Pneus e Artefatos de Borrachas (Arebop) de Brasil, Brasil recicló cerca de 270 mil toneladas en el 2007. Y en el año 2008 fueron cerca de 290 mil. (Fuente: Cempre Brasil – www.cempre.org.br)

1.4) ¿Porqué reciclar neumáticos?

Hasta la actualidad la costumbre es depositar los neumáticos en vertederos o grandes pilas utilizadas solo para disponer este tipo de residuos. Pero hoy en día, esta práctica es altamente desaconsejada por los siguientes motivos:

  • la cantidad de espacio que ocupan
  • las dificultades que presentan para la compactación
  • por su forma acumulan grandes cantidades de aire y otros gases que los convierten en boyas y rompiendo posteriormente las cubiertas de los vertederos o rellenos sanitarios
  • son focos para la proliferación de vectores como roedores, insectos, etc.
  • permanecen intactos por varias décadas, pero algunas de sus componentes tienen el potencial de lixiviar con altos contenidos de aditivos como zinc, cromo, plomo, cobre y cadmio

La incineración es una práctica delicada, que debe realizarse con mucho cuidado por la posibilidad de realizar emisiones de azufre, zinc y otros metales. Se debe contar con equipamiento adecuado para controlar emisiones atmosféricas.

El mejor metodo para reciclaje de neumáticos es el recauchutaje o reuso de alguno de los metodos citados anteriormente.

La principal motivación para el reciclaje de neumáticos son las razones ambientales. Su reciclaje tiene un costo considerable, pero es necesario tratar adecuademente este tipo de residuos y concientizar a la población de sus impactos si no son bien manejados.

1.5) Barreras al reciclaje

  • Algunos de los inconvenientes que se presentan ante el reciclaje, son la pérdida de calidad del caucho recuperado, perdiendo sus propiedades sintéticas durante el procesamiento, sin embargo se desarrollan actualmente nuevas tecnologías que buscan mejorar estas condiciones.
  • La incineración para la obtención de productos secundarios o tan solo como fuente de energía presenta los inconvenientes relativos a las emisiones atmosféricas ya citados.

Sin embargo, los impactos al ambiente y a la salud humana son tan elevados, que no deberían de existir argumentaciones para una correcta gestión de los neumáticos. De hecho, en Europa ya se encuentra prohibida la disposición de neumáticos en rellenos sanitarios o a cielo abierto. Para el 2006, el 85% de los vehículos fuera de uso y sus componentes deberán ser reusados o reciclados.

1.6) Situación en Uruguay

En la actualidad en Uruguay la recolección de los neumáticos se realiza de forma informal.

Los neumáticos de autos y motos son recibidos por las gomerías y talleres mecánicos cuando los usuarios cambian los mismos. Estos neumáticos usados son vendidos por las gomerías como cubiertas de ocasión o regalados al sector informal.

Una pequeña parte de los neumáticos de autos son reciclados en empresas de recauchutaje informalmente.

Los desgauzaderos también juegan un rol importante recuperando los neumáticos que resultan del desmantelamiento de los autos, vendiéndolos o pasándolos al sector informal.

Las grandes empresas de transporte normalmente recauchutan los neumáticos de sus camiones, autobuses y remolques hasta 4 veces.

Existen diversas empresas en el Uruguay, en su mayoría ubicadas en los departamentos de Montevideo y Canelones que recauchutan o remoldean neumáticos de camiones y autobuses.

Existen algunas experiencias incipientes de reciclaje pero son muy puntuales. Existen empresas se dedican a la destrucción de los mismos para su disposición final al terreno

La utilización como combustible es una práctica muy utilizada. Se ha detectado en:

* Chacras, las cuales queman los neumáticos para proteger sus plantas de las heladas en invierno.
* Ladrilleras, que los utilizan como combustible.
* Productores de azúcar de caña, quienes utilizan los neumáticos como combustible para refinar y cristalizar el azúcar. Esta práctica es extendida en la zona de Bella Unión.

Todas estas prácticas de incineración son realizadas sin ningún control de emisiones gaseosas, generando localmente una fuerte contaminación atmosférica.

También se han realizado ensayos en el horno de una planta cementera y actualmente cuenta con autorización ambiental para su co-combustión.

Otros usos son como defensas en el autódromo, en muelles y en viviendas particulares, en los cursos de aguas y en espacios libres. Y en gran medida el destino final suele ser exportaciones informales a Brasil.

Con la colaboración de LKSur

 
Usted está aquí: Home Información Fichas técnicas Neumáticos

Contáctenos

Edificio de la Cámara de Industrias del Uruguay